Tema 15

Desarrollando Hábitos Importantes

 

 

Sección 1: Introducción

 

El principal objetivo de esta lección es hacerte ver la importancia que ciertos hábitos tienen para que puedas alcanzar tus objetivos como operador. Muchos no te van a sorprender pero los necesitas para tener éxito en otros ámbitos de la vida. Sin embargo, cuando nos referimos a la operación del mercado estos hábitos son comúnmente ignorados o los operadores no les dan la importancia que se merecen. En esta lección vamos a hablar de los siguientes hábitos: disciplina, responsabilidad, paciencia y compromiso.

Una de las razones principales por la que estos hábitos son ignorados es que los operadores se enfocan únicamente en las ganancias potenciales que ofrece el mercado Forex. Piensan “para que debería yo desarrollar estos hábitos si ahora podría estar haciendo cantidades importantes de dinero”. Pero más tarde en su carrera como operadores se dan cuenta de que estos hábitos son indispensables para alcanzar el éxito. Ellos lo descubren de la manera más difícil, cuando ya no hay dinero en sus cuentas de operación y se encuentran devastados emocionalmente. Y créanme, intentar recuperarse de estas experiencias es mucho más difícil que darles desde un principio (o en algún punto intermedio) la importancia que se merecen.

Operar exitosamente en el mercado requiere de tener un equilibrio entre varios aspectos fundamentales de la operación como tener un sistema que se adecúe a nuestra personalidad, aplicar técnicas de la administración del capital y estar al tanto de las barreras psicológicas cuando operamos en el mercado. Para llegar al equilibrio de todos los aspectos importantes, primero necesitas desarrollar los hábitos que te van a permitir llegar a la excelencia en cada aspecto. Por otro lado, si no los desarrollas, va a ser casi imposible alcanzar el éxito.

Entonces te sugiero que trabajes en estos hábitos y te comprometas a tratar de desarrollarlos para que puedas alcanzar tus objetivos como operador.

La diferencia entre el éxito y el fracaso en muchos ámbitos de la vida está basado en nuestro comportamiento. La gente exitosa adopta ciertos comportamientos y hábitos que les ayudan a dirigirse por el camino correcto, la gente que fracasa sólo se mueve, con ninguna clara dirección ni objetivos.

Esta lección está estructurada de la siguiente manera:

Sección 2: Disciplina.

Sección 3: Tener disciplina para seguir tu sistema.

Sección 4: Tener disciplina para seguir tu plan de negocios.

Sección 5: Tener disciplina para seguir tus planes de AC, AP y AR.

Sección 6: Compromiso, Paciencia y Responsabilidad

 

 

Sección 2: Disciplina

 

Disciplina es el hábito más importante cuando lo relacionamos con la operación del mercado, pero desgraciadamente es también el más ignorado.

Podemos poner mucho empeño en desarrollar nuestro sistema y plan de negocios, podemos tener el mejor sistema del mundo y un plan de operación casi perfecto, pero si no tenemos la disciplina para seguirlo entonces no nos van a ser de mucha ayuda. Muchos operadores saben lo que tienen que hacer y cuando hacerlo pero siguen teniendo malos rendimientos porque no tienen la disciplina para seguirlo. Siguen diciéndose que van a seguir las reglas pero siguen persiguiendo al mercado, dejando que sus pérdidas sean más grandes de lo pensado, etc. Algunas veces tratan de compensar sus acciones estudiando y desarrollando sus habilidades técnicas, pero no les es de mucha ayuda, la falta de disciplina es lo que los está deteniendo.

Cuando nos referimos a la disciplina todo tiene que ver con seguir tus reglas. Es naturaleza humana tener cierto rechazo a seguir las reglas. Esto es porque desde pequeños hemos estado tratando de romperlas, no hagas esto, no hagas lo otro, es lo que escuchábamos, pero de alguna manera nos sentíamos a gusto cuando hacíamos lo que no debíamos hacer. Tenemos que acabar con esta tendencia AHORA.

 

 

Sección 3: Tener disciplina para seguir tu sistema

 

Las reglas fueron hechas por el bien de todos. Por ejemplo, un semáforo en rojo. ¿Cuántas veces te lo has pasado?……bueno, de cualquier manera esta regla fue creada para organizar el tráfico en puntos específicos, es buena para todos. ¿Qué pudiera pasar si alguien se pasa el semáforo en rojo? En el peor de los casos puede haber un accidente con consecuencias drásticas.

Lo mismo pasa cuando operamos en el mercado, si no sigues tu sistema existen posibilidades de que la operación que abriste en contra de tu sistema pueda tener consecuencias desastrosas para tu cuenta.

Entonces es simple, ¿estás dispuesto/a a tomar ese riesgo? Yo no lo asumiría. ¿En verdad vale la pena saltarse un semáforo en rojo y tener la posibilidad de un accidente? ¿En realidad vale la pena operar en contra de mi sistema y tener la posibilidad de acabar con mi cuenta de operación?

Estas son las preguntas que te tienes que hacer cuando pienses en violar las reglas de tu sistema.

A parte de todos los riesgos que implica no seguir tus reglas, existen también beneficios al seguirlas, el principal es: tener la oportunidad de tener una carrera exitosa.

Has pasado mucho tiempo desarrollando tu sistema así como las reglas que tienes que seguir. Has analizado todos los aspectos de la operación de tu sistema, las condiciones que tienen que estar presentes antes de operar, tu señal gatillo, donde debes poner los niveles de SL y TP y mucho más. Has estudiado todo esto y llegaste a una conclusión: cuando están presentes tus reglas, existe una probabilidad alta de que ganes una operación.

Cuando desarrollaste tu sistema fuiste objetivo porque analizaste cada situación. Por el otro lado, cuando estás en una operación o pensando en entrar en el mercado estás lejos de ser objetivo, los factores emocionales entran en acción y te hacen bloquear información importante que fue visible cuando desarrollaste tu sistema. Como ya lo mencionamos, entrar en esta operación en contra de tu sistema también puede ser tu última operación, porque de alguna manera determinaste que esta situación en especial era muy arriesgada, de otra manera la hubieras incluido en tu sistema.

También determinaste las condiciones que tienen que estar presentes para que tu sistema dé una señal. Estas condiciones te dicen que el mercado está casi listo para dirigirse en una dirección, en el largo plazo, las probabilidades van a hacer su trabajo. Solamente cuando todas tus condiciones están presentes vas a tener oportunidad de obtener ganancias y es la única manera en que vas a alcanzar el éxito.

Cada vez que sigues una señal de tu sistema poco a poco vas añadiendo confianza en ti mismo y en tu sistema. Va a haber ocasiones en que tu sistema va a señalar una operación y terminar en pérdida, pero recuerda, tenemos que aprender a vivir con las pérdidas porque siempre van a estar presentes. Si has entendido bien el concepto de la incertidumbre del mercado te vas a sentir bien con las pérdidas, si no lo hiciste, te recomiendo que vuelvas a leer la sección.

Si tu sistema te dice que salgas de una posición, hazlo, la mayoría de las veces el mercado se volcará en tu contra en ese nivel (además de que no nos importa el resultado de operaciones individuales, estamos enfocados a todas las operaciones en conjunto).

Si tu sistema te dice que salgas con pérdidas, hazlo, la mayoría de las operaciones al alcanzar el nivel de SL van a seguir yendo en nuestra contra.

Si tu sistema activa tu señal, cógela, en la mayoría de las ocasiones vas a hacer dinero (o más bien, vas a terminar con rendimiento positivo al final de un tiempo determinado).

Si sigues tu sistema, vas a asegurarte de:

  • No vas a hacer operaciones de más.
  • Sólo vas a coger operaciones de alta probabilidad.
  • No vas a permitir que tus pérdidas crezcan más de lo normal.
  • Vas a tomar ganancias consistentemente.
  • Tus probabilidades de tener éxito se van a incrementar.

Por supuesto que estamos partiendo de que has tenido la disciplina para desarrollar y probar tu sistema efectivamente. Te repetimos, operar exitosamente requiere de trabajo duro, necesitas trabajar muy duro para desarrollar tu sistema, un sistema no es algo que puedes tener con unas horas de trabajo. Si en realidad quieres tener éxito necesitas trabajar en tu sistema y probarlo apropiadamente, esto nos puede llevar semanas o incluso meses, pero si lo hacemos bien, nuestras probabilidades de éxito van a ser mayores.

 

 

Sección 4: Disciplina para seguir tu plan de negocios

 

Como ya sabes, un plan de negocios describe tu condición actual, tus objetivos y como planeas cumplirlos. Es un mapa que nos traza el camino que tenemos que seguir para cumplir nuestros objetivos. Necesitamos tener la disciplina para crearlo y seguirlo rigurosamente.

Cuando desarrollaste tu plan de negocios creaste las reglas en que te vas a basar en tu operación diaria. En algún momento tú evaluaste objetivamente tu situación y los riesgos que estabas dispuesto a asumir.

En algunas ocasiones nos parecerá lógico incrementar nuestros niveles de riesgo, esto usualmente ocurre cuando pasamos por un mal momento y queremos recuperar las pérdidas. Pero, ¿Qué tal si el sistema que estamos usando en realidad no se adecúa a nuestra personalidad? Las respuestas a todo este tipo de preguntas las vamos a encontrar en nuestro plan de negocios. En tu plan de negocios describiste qué rendimiento negativo vas a soportar antes de revisar tu sistema y las acciones que vas a tomar (por ejemplo, revisar las condiciones del mercado para ver si tu sistema sigue operando correctamente).

De todas las decisiones que puedas tomar, te garantizo que las mejores de ellas son las que describiste en tu plan de negocios. Por esto también requieres de disciplina para crear un plan bien pensado. Te va a decir qué hacer en los malos y buenos momentos de tu carrera.

Al crear y seguir tu plan de negocios vas a estar seguro de:

  • Cualquier decisión que tomes siguiendo tu plan de negocios está salvaguardando tus intereses.
  • Tendrás un mapa que va a gobernar tus actividades de operación.

 

 

Sección 5: Disciplina para apegarte a tu plan de administración del capital, administración del riesgo y administración de la posición

 

Disciplina para apegarte a tu plan de AC

Como ya sabes, la administración del capital es un aspecto muy importante en la operación del mercado. Nos ayuda a evitar el riesgo de ruina pero al mismo tiempo nos ayuda por el lado de las ganancias permitiéndoles crecer geométricamente. Si utilizas una buena técnica de AC seguramente vas a tener la oportunidad de operar en el largo plazo.

Uno de los problemas que la mayoría de los operadores encuentran es que empiezan operando una cuenta pequeña y pequeñas posiciones tomando operaciones conservadoras siguiendo su sistema. Pero en cuanto empiezan a hacer dinero (y sienten euforia) empiezan a entrar en operaciones con más riesgo para poder hacer más dinero. Cuando se dan cuenta, están arriesgando 3 o 4 veces más de lo que deberían de estar arriesgando (como lo planteaba la técnica adoptada de AC). En ese punto, la probabilidad de quedarnos sin balance en nuestra cuenta es altísima por los riesgos que estamos asumiendo. Y créanme, esto sucede mucho más de lo que piensan.

Lo mismo pasa en el otro lado de la moneda, después de una racha de pérdidas empiezan a incrementar el riesgo para recuperar las pérdidas de operaciones anteriores. Y de nuevo, incrementan el tamaño de sus posiciones elevando consecuentemente el riesgo de perder la cuenta.

Todos los operadores necesitamos seguir nuestras reglas de AC sin importar si estamos en una racha de pérdidas o ganancias o si estamos teniendo el rendimiento esperado. Las rachas de pérdidas, como las de ganancias, son comunes y no debemos dejarnos influenciar por el momento en que vivimos.

Si eres un operador agresivo entonces haz tu plan de AC de esa manera pero no lo cambies dependiendo de los resultados de operaciones anteriores. De la misma manera, si eres un operador conservador entonces haz un plan conservador y no dejes manipularte por las últimas operaciones. No empieces conservador y luego termines con un plan agresivo.

Claro que existe la posibilidad de revisar tu plan y hacer los cambios necesarios, pero si decides hacer esto no lo hagas por operaciones recientes, hazlo por el resultado obtenido en un tiempo determinado (por ejemplo, revisa tu plan cada mes para ver si es factible cambiar de estrategia).

Si sigues tu plan de AC vas a asegurarte de:

  • Evitar el riesgo de ruina.
  • Permitir que tus ganancias se incrementen geométricamente.
  • Poder operar mañana, el próximo mes y años por venir.

Disciplina para seguir tu plan de administración del capital y posiciones

Va a haber ocasiones en que promediar va a parecer una acción factible, pero si no se encuentra en tus planes, puedes ponerte en condiciones no favorables. Este es uno de los errores que la mayoría de los operadores cometen.

Debes tener un plan bien definido de lo que vas a hacer con cada posición y el riesgo que implica. Necesitas saber en qué  condiciones promediar, es una buena opción para la metodología que estas usando para operar. Si sólo lo haces para mejorar tu nivel de entrada puedes cometer errores catastróficos.

Lo mismo sucede con los trailing stops, los niveles de SL y todas las demás técnicas de administración de la posición y riesgo.  sebes detectar en qué condiciones funcionan mejor estas técnicas en tu sistema, hacer el plan y seguirlo rigurosamente.

Si sigues tu plan de administración del riesgo y posiciones vas a asegurarte de:

  • Cada decisión que tomes va a ser mejor para la operación en curso.
  • Cada nivel de SL está colocado en el lugar adecuado.
  • Cada técnica que utilices va a incrementar tus ganancias.

La falta de disciplina es uno de los obstáculos más grandes que un operador tiende a enfrentar. Pero si logramos desarrollarla, con paciencia nos convertiremos en un operador exitoso. Cualquiera que sea la debilidad que tengas no es suficiente con saberlo y estar al tanto, necesitamos tener disciplina para trabajar en ella.

Algunos consejos para que te conviertas en un operador disciplinado:

  • Siempre usa tu diario de operaciones (backtesting) para ver qué cosas estás haciendo bien o mal.
  • Operar en el mercado es un negocio, trátalo como un negocio.
  • No te propongas lograr objetivos irreales.
  • Mantén tus reglas visibles en todo momento (al lado de tu pantalla).
  • Monitorea tus acciones, descubre en qué momentos estás tratando de romper tus reglas.
  • Analiza lo que significa la incertidumbre del mercado.

 

 

Sección 6: Compromiso, paciencia y responsabilidad

 

Compromiso

Compromiso es una promesa a ti mismo de conseguir “algo” y no te vas a dar por vencido sin importar las circunstancias en las que te encuentres.

Muchos operadores tienen sueños (por ejemplo alcanzar ganancias consistentemente), pero sólo unos pocos se comprometen a hacer lo necesario para alcanzarlos.

Lo que necesitamos hacer es revisar nuestro nivel de compromiso contestando las siguientes preguntas:

¿Qué quiero alcanzar de mis sueños?

¿Si cumplo mis objetivos, que significaría para mí?

¿En verdad pienso poder alcanzar mis sueños?

La verdad es esta: el nivel en el que alcances tus objetivos está directamente relacionado al nivel de compromiso que tengas para alcanzar tus objetivos.

Entonces, si en realidad estás dispuesto a comprometerte con el negocio de operar en el mercado bursátil y cumplir tus sueños, lo más seguro es que alcances tus objetivos como operador y te conviertas en un trader de éxito.

Recuerda un aspecto importante, el compromiso real requiere tomar acciones definitivas dirigidas a un objetivo conocido.

Paciencia

La paciencia es una virtud. Cuando un operador es paciente, espera a que su sistema le señale una operación. Sabe que todas sus operaciones son bien importantes y no intenta operar sólo por operar. No está deseoso de entrar al mercado porque sabe que la oportunidad va a llegar (cuando su sistema lo señale). No está persiguiendo al mercado por miedo a perder el movimiento importante. Solamente es paciente, y espera a que su sistema le dé la señal de que hay más probabilidades de que el mercado se dirija en una dirección o en otra, solamente ahí está dispuesto a entrar en la operación y afrontar el riesgo.

Ser paciente significa sentarse y no hacer operaciones hasta tener una buena oportunidad, incluso si esto significa no hacer operaciones en días completos. Muy pocos operadores son capaces de hacer esto, porque la mayoría operan sólo por la emoción de estar en el mercado.

Estos operadores no pacientes no tratan la operación del mercado como un negocio, solamente operan y sus carreras tienden a durar mucho menos de lo que debería.

Necesitas ser paciente para que el mercado se exprese y él mismo nos de oportunidades para ingresar al mercado.

Los operadores también tienen que ser pacientes para esperar las ganancias que pueden llegar en un futuro. No puedes hacerte rico de la noche a la mañana (en un mes o dos), tienes que esperar a desarrollar tus habilidades técnicas. Si intentas acelerar este proceso, te puedes encontrar asumiendo riesgos no calculados que pueden hacerte perder tu cuenta completa.

Solamente tienes que ser consciente de que si sigues todos los aspectos vistos en el curso, en algún momento vas a alcanzar tus objetivos, solamente tienes que ser paciente.

Recuerda que nuestro objetivo como operadores no es operar mucho, sino operar bien.

Responsabilidad

Otro hábito importante que tenemos que tener en cuenta es la responsabilidad. Es fácil delegar responsabilidades a otros cuando las cosas no salen como pensamos, y de la misma manera es fácil reconocer el mérito de las cosas que nos salieron bien.

Este es el caso de los operadores que operan basados en sistemas y planes de negocios poco planeados. Cuando el mercado se comporta de la manera en que esperábamos, asumimos todas las responsabilidades, “hice un buen trabajo” o “soy bueno en lo que hago”, pero que es lo que pasa cuando el mercado no se comporta como lo esperábamos “el mercado está imposible de operar” o “los brokers están en mi contra”. Pero la verdad es que nadie es responsable por tus acciones más que tú mismo.

Tú eres responsable de cada operación sin importar si estuvo bien o mal planeada porque tú eres el que está ejecutando las operaciones. Tratar de delegar responsabilidades es un mecanismo de defensa que tiene como propósito aliviarnos el dolor, pero que en realidad nos hace más daño. Los operadores que se comportan de esta manera tienden a cometer los mismos errores.

Por otro lado, los operadores exitosos saben que las operaciones que cogen, sin importar porque entraron, son su propia responsabilidad. Nunca tratan de culpar a alguien más por sus éxitos o fracasos. Si algo sale mal con sus operaciones o inversiones, asumen toda la responsabilidad y tratan de aprender de ellas, porque todas las operaciones tienen algo que enseñarnos, cada operación es una nueva experiencia de aprendizaje si sabemos cómo manejarla. Tratarán de ver que salió mal y ver si se puede evitar el error en el futuro.

Hasta que no asumas la responsabilidad de tus acciones no te vas a sentir a gusto operando con tu estrategia. Debes aceptar y asumir la responsabilidad de todas las acciones que tomes como operador (y otros aspectos de tu vida).

Lo mismo ocurre con personas que están siguiendo las previsiones de otros, tú eres el único responsable si alguna pérdida se diera, porque tú fuiste el que tomó la decisión de entrar al mercado.

¡Asume la responsabilidad de todas tus acciones!

Índice

previous arrow
next arrow
Slider