Tema 12

Psicología de la Operación

 

 

Sección 1: Introducción

 

Cuando se trata de operar en el mercado bursátil, uno de los tópicos más subestimados es la psicología de la operación. La mayoría de los operadores pasan meses y años tratando de encontrar el sistema perfecto, pero olvidan que el sistema es sólo parte del juego.

Para operar en los mercados de manera exitosa se requiere poner especial atención a tres temas:

  • Tener un sistema que se adecúe perfectamente al operador.
  • Usar una estrategia de Administración del Capital.
  • Comprender y aprender a manejar las barreras psicológicas que afectan la operación exitosa del mercado.

Enfocarse en sólo uno o dos de estos aspectos es como si tratara de sentarse en una silla con una pata rota: seguramente acabará cayéndose.

Todos ellos son igualmente importantes, y todos ellos deben ser considerados.

Hemos hablado con anterioridad de la Administración del Capital, ahora es el turno de tocar el tema de la Psicología de la Operación.

Los temas a tratar en esta lección son:

Sección 2: Estar Equivocado, qué es lo que significa estar equivocado, ¿se puede relacionar con el resultado de cada operación?

Sección 3: Tomador de Riesgos, nosotros los operadores somos tomadores de riesgo, desafortunadamente pocos lo aceptan.

Sección 4: La Incertidumbre del Mercado, nadie sabe dónde se dirige el mercado el siguiente minuto, hora o días por venir. Solamente sabemos las probabilidades, entender este concepto nos va a ayudar a operar con mayor facilidad.

 

 

Sección 2: Estar equivocado

 

Comenzamos con este tema tan importante porque una vez que usted logre entender la naturaleza de lo que son realmente los errores en el ambiente de la operación, usted podrá operar mucho más fácilmente.

Lidiando con los errores

Este es uno de esos tópicos que son totalmente ignorados cuando se trata de “arreglar” algo. Tendemos a enfocarnos en esas cosas que están relacionadas directamente con el problema, o mejor dicho, aquellas que pueden verse fácilmente en la superficie. Como operar en el mercado, cuando pierde una posición, ¿qué es lo primero que viene a su mente? Probablemente sea algo como “debe haber algo mal en mi sistema” o “lo sabía, no tendría que haber entrado a esta posición (aun cuando su sistema lo indicó)”. Pero algunas veces debemos buscar más a fondo para poder hallar la naturaleza de nuestro error, y así poder trabajar en corregirlo apropiadamente.

En el negocio de operar en el mercado, como usted probablemente ya sepa, sólo el 5% de los operadores alcanza la meta máxima: ser consistente en sus ganancias. Lo que es más interesante es que hay sólo una diferencia mínima entre este 5% y el resto de los operadores: los operadores exitosos aprenden de sus errores y crecen a partir de ellos. Asumen los errores como parte de su experiencia. Los errores no obstruyen sino instruyen. Aprenden una lección invaluable de cada error que cometen. Y al final del día, esta pequeña diferencia se convierte en la “gran” diferencia. En la mente de un operador exitoso, un error no es más que una oportunidad de hacerlo mejor en la siguiente posición.

Errores en el ambiente de la operación de mercados.

La mayoría de nosotros relaciona el error de una posición determinada con el resultado de esa operación (en términos monetarios). La verdad es que un error no tiene nada que ver con esto. Se comete un error cuando no se siguen las condiciones con las cuales se pretende operar, cuando las reglas por las cuales usted rige su operación son violadas. Tome como ejemplo los siguientes escenarios:

Primer escenario: El sistema marca la entrada en una operación

1. Se toma la señal y entra a la operación obteniendo un resultado positivo.

Resultado de la operación: Positivo, se obtuvo una ganancia.

Experiencia obtenida: Es bueno seguir el sistema, si hago esto consistentemente las probabilidades estarán a mi favor. Se gana confianza en el sistema y en sí mismo.

Error cometido: Ninguno.

2. Se toma la señal y se entra en la operación obteniendo un resultado negativo.

Resultado de la operación: Negativo, se sufrió una pérdida.

Experiencia obtenida: Una posición perdida es parte del negocio; sabemos que no podemos ganarlas todas. Aun cuando esta operación resulta en una pérdida, el operador está orgulloso de sí mismo por haber seguido su sistema. Se gana confianza.

Error cometido: Ninguno.

3. No se toma la señal y la operación hubiera tenido un resultado positivo.

Resultado de la operación: Neutral.

Experiencia obtenida: Frustración. El operador tiene la impresión de entrar siempre a las operaciones que resultan negativas y dejar pasar las que resultan positivas. Se pierde la confianza.

Error cometido: No haber tomado la operación cuando el sistema lo señaló.

4. No se toma la señal y la operación hubiera tenido un resultado negativo.

Resultado de la operación: Neutral.

Experiencia obtenida: El operador comenzará a pensar que es mejor que el sistema. De aquí en adelante, el operador tratará de anticiparse al sistema. Este error tiene consecuencias catastróficas en la confianza que se le tiene al sistema.

Error cometido: No haber cogido la operación cuando el sistema lo señaló.

Segundo escenario: El sistema NO marca entrada en una operación

1. No se toma la señal.

Resultado de la operación: Neutral.

Experiencia obtenida: Buena disciplina. Sólo necesitamos tomar las operaciones cuando las probabilidades están de nuestro lado, es decir, sólo cuando nuestro sistema lo señala. Se gana confianza en el sistema y en sí mismo.

Error cometido: Ninguno.

2. Se toma la señal y la operación hubiera tenido un resultado positivo.

Resultado de la operación: Positivo. Se generaron ganancias.

Experiencia obtenida: Este error tiene las peores consecuencias en un operador y en la confianza que se tiene a sí mismo, así como en la confianza que tiene en su sistema y en su carrera como operador. El operador empezará a pensar que no necesita ningún sistema, pues sabe más que cualquiera de ellos. De aquí en adelante, empezará a operar basado en lo que piensa. La confianza en el sistema se pierde totalmente. La confianza que el operador tiene en sí mismo es exagerada.

Error cometido: Haber entrado en la operación cuando el sistema no lo señaló.

3. Se toma la señal y la operación hubiera tenido un resultado negativo.

Resultado de la operación: Negativo. Se sufre una pérdida.

Experiencia obtenida: El operador se detendrá a evaluar su estrategia. La próxima vez lo pensará dos veces antes de entrar en una operación que no haya sido señalada por su sistema. Pensará “está bien, es mejor entrar a una operación sólo cuando mi sistema así lo señale; sólo esas operaciones tienen mayor probabilidad de éxito”. Se gana confianza en el sistema.

Error cometido: Haber tomado la operación cuando el sistema no lo señaló.

Como puede usted ver, no existe en realidad ninguna relación entre el resultado de la operación y cometer un error. El error más catastrófico tiene un resultado positivo, logró ganancias, pero este puede ser el principio del fin para la carrera del operador. Tal y como mencionamos anteriormente, los errores pueden ser relacionados sólo con la violación de las regalas con las cuales un operador invierte en el mercado.

Como lidiar con los errores

Hay muchas técnicas para manejar adecuadamente los errores. Aquí sólo discutiremos la que mejor funciona para nosotros y que por tanto le sugerimos a usted.

Paso 1: Cambiando sus creencias

Cada error es una experiencia de la que usted puede aprender algo. Cada uno de ellos tiene valor en cuanto a lo que puede ofrecerle. Entonces, en vez de sentirse frustrado (trate de contrarrestar esta tendencia natural del ser humano) ataque estos errores de una manera positiva. En lugar de gritarle a todas las personas a su alrededor y sentirse decepcionado, dígase a usted mismo “OK, está bien, tomé una decisión errónea, ¿qué ha pasado?, ¿qué es lo que hice mal?”.

Paso 2: Identifique el error cometido

Defina el error cometido, encuentre la causa que lo llevó a cometer este error y esfuércese por reconocer la naturaleza del mismo. Reconocer la naturaleza del error cometido evitará que usted cometa el mismo error de nuevo. Algunas veces, la respuesta la encontrará en donde menos lo espere.

Paso 3: Consecuencias del error cometido.

Haga una lista de las consecuencias que tuvo el error que cometió, tanto las positivas como las negativas. Asegúrese de apuntar entre las consecuencias positivas aquellas cosas que lo hayan hecho crecer como operador a raíz de haber lidiado con el error.

Paso 4: Medite acerca de su error

Piense en todas las maneras en las que usted puede aprender de lo que pasó y cómo prevenir que el mismo error se repita.

Paso 5: Tome las medidas adecuadas

Tomar medidas es el último y más importante paso de esta serie. Para lograr un aprendizaje, usted tendrá que cambiar su comportamiento. Este cambio de comportamiento es lo que convierte cada error en una pequeña parte de nuestro éxito.

Recuerde, todos cometemos errores. El proceso del éxito surge a partir de los errores y la lucha constante del ser humano de ser mejor. La manera en la que lidiamos con nuestros errores es lo que crea nuestro futuro.

 

 

Sección 3: Tomador de riesgos

 

Este es uno de los temas más importantes cuando se trata de Psicología de la Operación. Una vez que usted comprenda y acepte este hecho, comenzará a operar con facilidad y los factores psicológicos no obstruirán más su proceso de toma de decisiones cuando una oportunidad en el mercado se está formando.

Nuestra meta como operadores de mercados es lograr ganancias consistentes. No queremos ganar una operación millonaria, ni hacer dinero a partir de eventos inciertos (como operar antes de anuncios fundamentales). Si queremos hacer de la operación de mercados una profesión en vez de un hobby, nuestro objetivo debe ser lograr ganancias consistentemente.

¿Por qué es que no queremos tener ganancias provenientes de eventos inciertos?

La respuesta es simple: porque no podemos obtener resultados consistentes a partir de ellos. Estos son más como recompensas aleatorias. ¿Por qué quisiera alguien tener resultados aleatorios? Porque de esta manera pudiera culpar a algo o alguien más cuando el mercado no se comporta como espera. Por otro lado, podría llevarse todo el beneficio cuando la operación fuera exitosa. Este es también el caso de los operadores que realizan operaciones no planeadas.

Las operaciones que no han sido planeadas o con base a eventos inesperados (como los anuncios de indicadores económicos) no pueden ser replicados, y por tanto, no puede construirse un sistema con base en ellos. Cuando se opera en el mercado como una profesión, este tipo de riesgos no pueden tomarse, y hay que tener en cuenta que un sólo error puede dejar su cuenta en ceros.

La mayoría de los errores cometidos son generados por miedo o codicia (casi el 100%) Si usted tiene miedo al operar, seguramente cometerá errores costosos. Pero, ¿cómo podemos operar con la mente libre de miedos?, aprendiendo a aceptar el riesgo.

¿Ha aceptado usted realmente el hecho de que es un tomador de riesgos?

Aceptar este hecho implica que usted ha aceptado las consecuencias de sus operaciones sin incomodidad emocional o miedo. Significa que no tiene miedo de perder o dejar de ganar en una operación.

Significa también que su mente no se ve afectada por experiencias pasadas: ni las últimas 3, 10 20 ó 50 operaciones pueden afectarlo. Aun cuando haya perdido las últimas 10 operaciones, no dejará que esto le haga perder confianza ni en usted ni en su sistema. Si sus últimas 10 operaciones resultaron positivas, no exagerará en su confianza. Tampoco percibirá la información del mercado como amenazadora pues no tendrá nada que temer.

¿Cómo es que realmente podemos llegar a aceptar que somos tomadores de riesgos?

Cuando creamos nuestro sistema, evaluamos diferentes escenarios, consideró diferentes indicadores, trató con diferentes conceptos y finalmente, decidió elegir algunos factores que incrementaban la probabilidad de ganancias de su sistema.

Después de un tiempo de operar con su sistema, usted se dará cuenta de que el resultado que obtiene es positivo una cierta cantidad de veces de cada 100 operaciones. Y considere en mente que no existe un sistema perfecto, ninguno que acierte el 100% de las veces. Y la verdad es que para hacer dinero en el mercado bursátil no necesitamos un sistema que tenga un retorno positivo el 100% de las veces.

Si tenemos un sistema que acierte alrededor del 50% y un factor riesgo beneficio por encima de 2 a 1, entonces tenemos un sistema ganador. El punto es que no necesitamos preocuparnos por las operaciones negativas porque sabemos que a largo plazo las probabilidades estarán de nuestro lado y tendremos ganancias. Lo único que necesitamos hacer es tomar cada una de las señales proporcionadas por nuestro sistema. Y eso es todo: confiar en nuestro sistema nos proporciona la mentalidad apropiada al permitirnos aceptar el riesgo de cada operación que hagamos, de manera que nuestro sistema puede hacer su trabajo.

Para lograr ganancias, tenemos que tomar riesgos. El riesgo que tomamos como operadores es la posibilidad de perder la operación en la que entramos. Si no tomamos y asumimos este riesgo, no podremos generar beneficios.

Si confiamos en nuestro sistema, no tendremos que preocuparnos del resultado de cada una de las operaciones que hagamos. Veremos los resultados que el sistema está logrando.

Si usted le dedica tiempo al desarrollo de su sistema y su plan de operación, y los sigue con disciplina, su sistema hará dinero por usted, confíe en él.

Si confiamos en nuestro sistema y tomamos el riesgo, entonces no hay nada que temer. Si no tenemos nada que temer, podemos entrar en cada operación con facilidad y tomar cada oportunidad que nos brinde el mercado para generar beneficios.

Voluntad a tomar riesgos calculados

Una buena parte de su éxito dependerá de su disposición para tomar riesgos calculados. Mientras más cómodo se sienta tomando estos riesgos, mejores resultados tendrá en su carrera como operador. Y lo mismo se aplica para otros aspectos de la vida.

No me malinterprete, no estoy refiriéndome a riesgos sin sentido (como entrar a una operación cuando su sistema no lo marca pero usted tiene el presentimiento de que tendrá un resultado positivo), la idea es tomar sólo riesgos calculados.

Quizás esté preguntándose a qué me refiero con “riesgos calculados”:

  • Necesitamos saber las probabilidades de éxito (exactitud del sistema).
  • Somos conscientes del posible coste y beneficio de tomar un riesgo en particular (factor riesgo beneficio). Esto es, ¿cuánto vamos a arriesgar?, y ¿cuánto podemos ganar con esta operación?
  • Necesitamos revisar nuestra estrategia, es decir que debemos planear la operación. Esto es, debemos saber exactamente qué es lo que tenemos que hacer antes de entrar en una posición.

Todo esto se reduce a lo siguiente: Desarrolle tanto un sistema como un plan de operación bien pensados, y sígalos rigurosamente. Esta es la única manera de tomar riesgos calculados cuando se trata de la operación en los mercados bursátiles.

Por último, un pensamiento: “Recuerde que los ganadores son precavidos, pero no temen perder. Las operaciones que no resultan como nosotros esperamos son sólo parte del negocio”.

 

 

Sección 4: Enfrentando la incertidumbre del mercado

 

Comenzaremos este importante tópico con una reflexión importante de los mercados:

¿Qué son los mercados?

Los mercados no son nada más que gente dispuesta a comprar a precios bajos y vender a precios altos. Hacen esto con base a lo que esperan del futuro y su creencia acerca de qué precios son altos y qué precios son bajos. En otras palabras, los extremos del rango de operación están limitados por las creencias de los operadores acerca de lo que es barato y lo que es caro. En cualquier punto del tiempo, usted puede ver quién está ganando la batalla. Si el precio está subiendo, los compradores van ganando. Si por el contrario los precios están bajando, los vendedores están ganando la batalla.

Todos estos operadores de los que está hecho el mercado, son responsables por el cambio y comportamiento de los precios. Estos operadores como conjunto también tienen patrones de comportamiento similares. Estos patrones son los que nos permiten tomar ganancias del mercado. Y por favor observe que usé la palabra similares, y no iguales o idénticos al referirme a los patrones de comportamiento; y existe una buena razón para ello.

Los operadores como conjunto tienden a tener un comportamiento similar bajo circunstancias similares. Esto es porque en cualquier punto en el tiempo, diferentes operadores entran y salen del mercado. No son los mismos operadores cada vez. Y aún si fueran los mismos, algunos operadores actúan irracionalmente en ciertos momentos, o simplemente pueden estar de un humor distinto que el día anterior. Y entonces el patrón puede tener un resultado distinto. También existen operadores esperando ciertas condiciones, pero dispuestos a entrar al mercado. Otros operadores tomarán ganancias o limitarán sus pérdidas antes que el día anterior. Y podemos seguir enumerando infinitamente las variables que afectan a los mercados, pero todo esto se reduce a lo siguiente: el mercado está hecho de seres humanos, y nadie puede predecir el comportamiento de un ser humano con un 100% de efectividad.

Esta es la razón por la cual cada patrón puede ser sólo similar, y es también la razón por la que un sistema o estrategia de operación no puede ganar todas las operaciones.

Requiere sólo un operador (puede ser su vecino o alguien al otro lado del mundo) para evitar el mismo resultado en un patrón en particular.

Los operadores que obtienen ganancias consistentemente tienen un entendimiento muy profundo de este concepto. Creen sin la menor duda que cualquier cosa puede pasar en una operación o patrón dados. No esperan nada. Entran en una operación y lo único que esperan es que el mercado vaya hacia algún lado. Lo único que saben es que si entraron en una posición siguiendo la señal de su sistema las probabilidades están a su favor y a largo plazo tendrán ganancias. No saben cuál será el resultado de una operación en particular, pero sí saben que a largo plazo eso no es lo importante.

Como no conocen el resultado de cada operación, ni tratan de predecirlo, ponen órdenes de stop loss y toman ganancias de una manera sistemática, porque seguir su sistema y plan es la única manera de ser consistente en el mercado.

En la última sección revisamos el concepto de tomador de riesgos. En este capítulo estamos tratando con la particularidad de cada patrón. Cuando entendamos y apliquemos ambos conceptos de manera apropiada, nuestro miedo a operar desaparecerá, y la operación del mercado será más fácil que nunca.

Si usted no espera nada y acepta el riesgo que está tomando, entonces no tiene nada que temer. Entonces tendrá la oportunidad de tomar lo que el mercado le ofrezca.

Sin embargo, lo más interesante es que ambos problemas pueden ser resueltos de la misma forma: confiando en nuestro sistema. Tenemos que crear un plan y un sistema bien estructurados para poder confiar en ellos y tomar cada una de las señales que nos indique.

Aunque cada patrón puede tener diferentes resultados, el resultado de una serie de patrones es consistente. Esto significa que aunque el resultado de un patrón dado es incierto, el resultado de 100 patrones similares es predecible y confiable estadísticamente (eficiencia del sistema).

De manera que, cuando usted entra a una posición, no necesita esperar ninguna dirección en el mercado. Si usted piensa que una operación en particular será ganadora, y luego resulta lo contrario, esto creará un conflicto en su ser y generará el miedo que estamos tratando de evitar.

Cuando tenemos miedo, tendemos a ignorar o bloquear información útil proveniente del mercado, y eso no le ayudaría para su siguiente operación.

Si usted en verdad deja de esperar algo del mercado, cualquiera que sea el resultado de su operación se permitirá tomar la siguiente oportunidad que se le presente.

Estos operadores confían completamente en su éxito, y están comprometidos con su sistema de tal manera que no duda en tomar todas y cada una de las señales que genera. No sienten frustración por el mercado y saben que a largo plazo tendrán éxito.

Índice

previous arrow
next arrow
Slider