Tema 10

Administración de la Posición

 

 

Sección 1: Introducción

 

La administración de la posición (AP) se refiere a una vez que estamos dentro de una posición como vamos a lidiar con ella. Las técnicas más importantes son:

  1. Salidas Parciales – coger pérdidas o ganancias parciales
  2. Promediando a la baja – Añadir posiciones a una posición en números rojos
  3. Promediando a la alza – Añadir posiciones a una posición en números verdes

Una buena administración de la posición puede convertir una muy mala situación en una situación no tan mala y una situación buena en una situación muy buena.

La AP debe ser parte de nuestro sistema, debemos ser capaces de saber por adelantado que vamos a hacer en cualquier circunstancia, que decisiones te van a ayudar y cuáles no. Todo esto debe ser parte de nuestra metodología, y tenemos que pensarlo muy bien porque debemos estar seguros de que todas las acciones que tomemos van a ser tomadas para mejorar nuestra situación.

Algunas técnicas muy populares de la AP pueden tener efectos muy negativos si no son utilizadas correctamente. En esta lección vamos a analizar cada técnica y sugerir la manera más apropiada de utilizarlas.

En esta lección vamos a ver los siguientes temas:

Sección 2: Promediando, una técnica muy popular desarrollada por los operadores de acciones basados en análisis fundamental

Sección 3: Promediando a la Baja, debemos tener mucho cuidado cuando añadimos posiciones a una operación ya perdedora.

Sección 4: Promediando a la Alza, un mecanismo que nos ayuda a obtener más ganancias cuando ya tenemos una operación ganadora.

Sección 5: Pérdidas Parciales, esta técnica puede trabajar en nuestro favor pero también en nuestra contra, debemos de seguir ciertos puntos.

 

 

Sección 2: Promediando

 

Esta técnica es el lado opuesto de tomar pérdidas parciales. Mientras se desarrolla nuestra operación, el o la operadora sigue añadiendo posiciones hasta cierto nivel predeterminado.

Operar con múltiples operaciones es una práctica muy común, desafortunadamente muchos operadores se olvidan de utilizar un principio básico a sus reglas de administración del dinero: la tendencia es tu amiga. En la próxima sección vamos a ver cómo aplicar correctamente cada técnica de AP mencionadas anteriormente.

 

 

Sección 3: Promediando a la Baja

 

Esta es una técnica con mucho riesgo y solamente debe ser aplicada en base a un buen plan o sistema.

Promediando a la baja fue una técnica inicialmente aplicada por operadores de acciones que se enfocaban en los fundamentales de cada acción, no por el comportamiento del precio de la acción (i.e. la acción va en contra de la posición).

Cuando un operador de acciones fundamental hacía su trabajo y tarea al estudiar una compañía y su industria, mientras compraba la acción y esta caía, seguía añadiendo posiciones de compra pues no había una razón “racional” para que la acción bajase de precio. Ellos sabían que los factores fundamentales tardan más tiempo en quedar reflejados en el comportamiento del precio, y como todos sabemos, los fundamentalistas no tienen una técnica para elegir el punto de entrada.

Lo mismo se aplica para el mercado Forex. Cuando una divisa tiene altas tasas de interés, la economía está generando empleo, el mercado de construcción va a la alza, etc. entonces no hay razón por la que una divisa pudiera bajar de precio. Si la divisa baja, entonces el operador puede pensar que el precio es aún mejor que la primera entrada que dio, y así sucesivamente.

La mecánica de esta técnica es como se expone en el siguiente ejemplo:

Un operador decide comprar EUR/USD a 1.2000, pero el precio de la divisa sigue bajando y cuando llega a 1.1970 el operador añade un nuevo lote. En este momento la entrada de nuestro operador se promedia a 1.1985 [(1.2000 + 1.1970) / 2 = 1.1985]. Entonces, en 1.1970 la divisa sólo necesita recuperarse 15 pips para que nuestro operador quede en tablas (si no hubiera promediado a la baja, necesitaría 30 pips para quedar en tablas). El euro sigue bajando y cuando llega a 1.1940 nuestro operador añade una nueva posición. Ahora el precio promedio es 1.1970 [(1.2000 + 1.1970 + 1.1940) / 3 = 1.1970]. Ahora, el euro sólo necesita ir 30 pips hacia arriba para quedar en tablas (si no hubiera promediado necesitaría 60 pips para quedar en tablas o 45 pips si solamente hubiera promediado una vez).

A primera instancia parece ser una buena idea, pero ¿qué pasaría si el euro siguiese perdiendo valor? Probablemente nuestro operador se quede con una idea de seguir promediando su nivel de entrada al mercado.

Pero lo más importante es que no solamente “movemos” nuestro nivel de entrada más cerca de la acción del precio (que es en lo que usualmente nos enfocamos) pero cada vez que añadimos una posición doblamos nuestra posición “perdedora” (esto es lo que no queremos ver). En el ejemplo de arriba, nuestro operador termina con un tamaño de posición de $300,000 en lugar de una operación perdedora de $100,000 es por esto que necesitamos tener mucho cuidado cuando usemos esta metodología.

Debemos de evitar a toda costa usar esta técnica solo porque queremos mejorar nuestro nivel de entrada. Si decidimos usar esta técnica tiene que ser parte de un plan bien desarrollado, en otras palabras, debe ser parte de nuestro sistema.

Un escenario como este sería de la siguiente manera:

El sistema de nuestro operador señala una operación en venta. Sin embargo, existe una importante resistencia algunos pips por encima del mercado así que existe una posibilidad de que el mercado suba un poco más para probar el nivel de resistencia. Nuestro operador abre la operación de venta y decide antes de entrar que si el mercado se dirige hacia la resistencia va a abrir una nueva posición de venta en ese nivel, pero si el mercado rompe el nivel de resistencia, el operador va a cerrar las dos posiciones de venta.

En esta circunstancias promediar a la baja es aceptable, porque es parte de un plan bien definido. De cualquier manera, debemos de tener cuidado porque el mercado ha empezado a hacernos ver que probablemente nos hemos equivocado y tal vez no sea buena idea hacer más grande nuestra posición. Si sólo quieres promediar a la baja porque el mercado se ha movido en tu contra y quieres mejorar tu nivel de entrada, solamente estás haciendo mucho más grande una posición que tiene más probabilidad de fallar que de tener éxito.

NOTA: Siempre toma en consideración el FRB de la posición como un todo. Por ejemplo, un operador compra USD/CAD en 1.3090 y fija el nivel de SL en 1.3060; un importante soporte está sólo a 15 pips por debajo del precio de entrada entonces decide antes de entrar a la posición que si el mercado llega a 1.3075 va a añadir otra posición. Si el mercado va hacia el nivel de soporte mencionado y nuestro operador abre otra posición va a tener 45 pips en riesgo. Esto significa que va a necesitar 90 pips de ganancia para alcanzar un FRB de 2:1.

 

 

Sección 4: Promediando a la Alza

 

Esta técnica es exactamente lo contrario de promediar a la baja. Mientras el mercado se mueve a nuestro favor seguimos añadiendo posiciones. Esta técnica es muy poco usada por operadores, pero es una técnica que nos puede llevar al éxito a largo plazo.

Digo que esta técnica es muy poco usada porque actúa contra la razón humana de “asegurar ganancias”. Esta tendencia natural del ser humano nos aleja de nuestro propósito principal de hacer más grandes nuestras operaciones ganadoras.

Necesitamos dejar algo claro, una vez que entramos en el mercado y la posición se mueve a nuestro favor, ésta tiene más probabilidades de éxito, si se mueve rápidamente en nuestra contra entonces la posición tiene más probabilidad de fracasar. Entonces, si añadimos posiciones a una posición que está yendo en nuestra contra tenemos más probabilidad de perder más; y por el otro lado, si añadimos a una posición que está ganando tenemos más probabilidad de ganar más.

No me malinterpreten, las probabilidades son únicamente probabilidades y nunca se refiere a certidumbre. Si una posición está ganando no quiere decir que va a terminar como posición ganadora. Lo que queremos decir es que la mayoría de las veces, cuando una posición empieza ganando termina ganando y que una posición que empieza perdiendo termina perdiendo.

Promediando al alza funciona de la siguiente manera:

Una operadora decide comprar USD/CHF a 1.2800. Cuando el mercado alcanza 1.2820 ella decide añadir otra posición. En este momento la entrada de nuestra operadora promedia 1.2810 (más cerca de la acción del precio pero con una posición más grande). El mercado sigue subiendo y cuando alcanza 1.2845 decide añadir una nueva posición. En este momento nuestra operadora promedia 1.2822 y tiene un tamaño de posición de $300,000.

De la misma manera que al promediar a la baja, para promediar a la alza necesitamos tener un plan bien desarrollado, de otra manera podemos terminar con una posición muy grande difícil de manejar.

Es recomendado añadir progresivamente posiciones más pequeñas por si el mercado se mueve en la dirección de nuestra operación. Por ejemplo, nuestro operador compra dos lotes de USD/JPY. Mientras el mercado sigue yendo en la dirección de la operación y rompe un nivel importante de soporte o resistencia el operador decide añadir $120,000 a la posición. Si el mercado sigue yendo en su favor y rompe otro nivel importante entonces decide añadir $80,000. Al hacer esto nuestro operador está cerciorándose de que el mercado tiene una tendencia antes de que entre la posición en su totalidad.

Si añadimos posiciones a precios más altos (en una compra) o más bajos (en una venta) estamos incrementando/disminuyendo respectivamente nuestra entrada promedio exponiéndonos a una pérdida de la posición incluso en fluctuaciones normales del mercado. Esto no sucedería si cada vez añadimos posiciones más pequeñas.

Si añadimos posiciones aleatoriamente definitivamente vamos a tener efectos desastrosos en el balance de nuestra cuenta, recuerda que debemos tener un plan bien definido.

Promediar a la alza no viola los principios básicos de “la tendencia es tu amiga” y “deja crecer tus ganancias y corta las pérdidas”, de hecho las sigue de manera perfecta.

 

 

Sección 5: Salidas Parciales

 

Esta es una técnica muy común aplicada por los operadores que consiste en coger ganancias parciales cuando el mercado alcanza ciertos niveles, pips o dinero.

Por ejemplo, un operador compra 3 lotes de USD/JPY a 115.20 (3 x 100,000 = $300,000). El operador fija sus niveles de stop loss en 114.90 e intenta coger ganancias parciales en 115.30, 115.40 y finalmente 115.50.

Si el mercado se mueve en la dirección de nuestra operación las ganancias serían:

1er lote – 10 pips de 115.20 a 115.30

2do lote – 20 pips de 115.20 a 115.40

3er lote – 30 pips de 115.20 a 115.50

El total de pips a nuestro favor serían 60 pips.

Por otro lado, si el mercado se dirige en nuestra contra tendremos el siguiente resultado:

30 pips (de 115.20 a 114.90) * 3 (lotes) = 90 pips

En este ejemplo, cuando el mercado se dirige en la dirección de nuestra operación hacemos un total de 60 pips, por otro lado, cuando el mercado se dirige en contra de la dirección de nuestra operación perdemos 90 pips. Esto resulta en un FRB de .667:1. Con este FRB necesitaríamos una efectividad del sistema alrededor del 65% para quedar en tablas, y para tener algunas ganancias decentes necesitaríamos una efectividad del 80%.

Cuando nos salimos parcialmente de una posición necesitamos tomar en cuenta el FRB del resultado total. Veamos el siguiente ejemplo:

Un operador compra 3 lotes en el EUR/USD a 1.1950. Todos los niveles de stop loss los fija a 1.1935 y planea realizar ganancias parciales a 1.1970, 1.1980 y finalmente 1.1990 Si el mercado se mueve en la dirección de nuestra operación las ganancias serían las siguientes:

1er lote – 20 pips de 1.1950 a 1.1970

2do lote – 30 pips de 1.1950 a 1.1980

3er lote – 40 pips de 1.1950 a 1.1990

La suma total en pips sería de 90 pips


Si el mercado se mueve en nuestra contra y nuestros niveles de Stop loss se activan perderíamos:

15 pips * 3 (lotes) = 45 pips

Con estos parámetros tendríamos un FRB de 2:1. Y como ya lo hemos discutido, con tal FRB sólo necesitamos una efectividad del 38% para quedar en tablas; con una efectividad del 50% tendríamos ganancias decentes.

Necesitamos tener algo claro, cuando realizamos ganancias parciales de esta manera estamos actuando en contra de dos aspectos fundamentales: “la tendencia es tu amiga” y “deja crecer tus ganancias y corta las pérdidas”.

Cuando una operación se mueve a nuestro favor significa que probablemente tomamos una buena decisión; seguramente entramos en una buena tendencia. Al realizar ganancias parciales estamos limitando nuestras ganancias en la operación total.

En el ejemplo anterior, nuestro operador pudo haber hecho 120 pips si todas las órdenes de toma de ganancias estuvieran fijas en 40 pips. Esto nos daría como resultado un FRB de 2.67:1 que definitivamente hubiera puesto las probabilidades de nuestro lado.

Otro factor importante por considerar es que mientras nuestra posición se mueve a nuestro favor las probabilidades de que ganemos la operación aumentan, por el otro lado, mientras más se mueva la posición en nuestra contra más probabilidades existen de fallar en la operación.

¿No crees que sería más lógico asumir pérdidas parciales en lugar de ganancias parciales? ¿De tal manera que cuando perdamos una posición, perdamos menos de lo que perderíamos si tuviéramos fijo un único nivel de SL?

Veamos el siguiente ejemplo:

Una operadora compra dos lotes estándar de AUD/USD a .7420. Todas las órdenes de toma de ganancias están fijas en .7480. El nivel del stop loss del primer lote lo fija en .7405 (15 pips) y el del segundo lote en .7390 (30 pips).

Si el mercado se mueve en dirección de nuestra operación:

1er lote – 60 pips de .7420 a .7480

2do lote – 60 pips de .7420 a .7480

El resultado total sería 120 pips a favor de nuestra operadora.

Si el mercado se mueve en contra de la dirección de nuestra operación.

1er lote – 15 pips de .7420 a .7405

2do lote – 30 pips de .7420 a .7390

El resultado total sería una pérdida de 45 pips.

Esto nos daría como resultado un FRB de 2.76:1 de nuevo.

La idea principal en esta sección es esta: cuando ganamos una operación lo que queremos es ir con los suficientes lotes como para sacarle al mercado un atractivo porcentaje sobre nuestra cuenta, “controlando siempre el riesgo sobre la misma” y por el otro lado, cuando perdemos una operación queremos estar con el mínimo de lotes en la misma operación. Entonces, si cuando el mercado se mueve a nuestro favor hay más probabilidades de éxito, entonces lo mejor sería no tomar ganancias parciales, por otro lado si cuando el mercado se mueve en nuestra contra hay menos probabilidades de éxito entonces lo mejor es tomar pérdidas parciales. De esta manera estamos dejando que nuestras ganancias crezcan y al mismo tiempo cortando nuestras pérdidas.

NOTA: Una excelente estrategia sería promediar a la alza cuando el mercado se mueva a nuestro favor y tomar pérdidas parciales cuando el mercado se mueva en nuestra contra. Si llegamos a desarrollar una estrategia así, tendremos una carrera muy exitosa.

Índice

previous arrow
next arrow
Slider